¿Recordáis cuando la gente creía que Steve Jobs estaba paranoico por pensar que había equipos en Google que querían acabar con el iPhone?

A toro pasado, es como si hubiera anticipado la presentación de la semana pasada sobre Android en el congreso Google I/O.