Tim O’Reilly escribe sobre los teléfonos móviles como dispositivos de pago

O’Reilly cita aquí las palabras de Karl Fogel en un correo electrónico:

Independientemente de la facturación del operador, el uso de teléfonos móviles debería reducir enormemente el fraude con tarjetas de crédito. Si tu tarjeta de crédito es un ordenador totalmente funcional que puede validar de forma interactiva a su propietario, entonces se puede usar un “número de tarjeta de crédito” distinto para cada transacción… Y ya no nos encontraríamos en esta situación absurda en la que con sólo saber un número de 16 dígitos (junto a una fecha de caducidad y código postal fáciles de adivinar) se puede suplantar a otra persona a la hora de realizar una compra.

Por lo que he oído, Apple está trabajando a marchas forzadas en esto. Pero, por supuesto, el plan de Apple no es que esto se facture a través del operador — será facturación a través de la cuenta de iTunes. Y eso a su vez tiene un alcance distinto y más limitado que lo que Peter Paul Koch escribía en su artículo vinculado antes. Sé que se puede recargar una cuenta de iTunes con tarjetas regalo, pero sospecho que la mayoría de la gente tiene una cuenta de crédito vinculada a su cuenta de iTunes. De lo que habla PPK es del descomunal mercado mundial sin explotar de personas que no tienen tarjeta de crédito.